Pizarro: 25 sentencias contra parlamentarios no es normal

Este jueves, el diputado venezolano, Miguel Pizarro, asistió en un evento paralelo organizado por la Misión Permanente de Colombia en Ginebra, donde se discutió la crisis humanitaria en Venezuela y su impacto en la región.

Durante su ponencia, Pizarro destacó que él es “uno de los 25 miembros del Parlamento que han sido sentenciados en los últimos meses. En ningún lugar del mundo 25 sentencias contra parlamentarios son algo normal y en nuestro país está ocurriendo”, aseveró.

De igual manera, en el evento, en el que participaron Isabel Márquez, directora regional adjunta para las Américas y el Caribe de Acnur; y Alejandro Guidi, el asesor regional para las Américas en la Oficina del Director de OIM, Pizarro indicó que “lo que está ocurriendo en Venezuela, lo que está ocurriendo en la frontera con Colombia, con Perú y con Ecuador es una consecuencia de la peor emergencia humanitaria compleja que se ha visto en la región. Nuestros migrantes son vulnerables, y esta decisión que ellos han tomado no se debe a una guerra ni a las sanciones. Se debe a una crisis económica y un colapso del sistema político que intenta mantener a expensas de la voluntad de la población”.

Del mismo modo, agradeció al gobierno de Colombia y a los demás gabinetes del hemisferio por apoyar y colaborar con el éxodo masivo de venezolanos.

“Esta es una de las peores crisis migratorias, pero también es una de las crisis con mayor falta de fondos en la historia”.

El parlamentario culminó su intervención subrayando que su intención al asistir a este tipo de encuentros es “alzar la voz”; pero, también “visibilizar cuál es la razón de todo esto. Sin una solución política, sin un cambio político en Venezuela no hay forma de parar la crisis migratoria. No hay forma de parar la emergencia humanitaria compleja y no hay forma de parar el dolor y el sufrimiento de la población venezolana”.

Por su parte, Jorge Arreaza, canciller venezolano, exigió durante esta misma jornada ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que cese el “bloqueo económico” contra Venezuela.

La reiterada renuncia fue realizada, esta vez, en el Panel de Discusión Bienal sobre Medidas Coercitivas Unilaterales y Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra, Suiza.

Alertó sobre “el impacto negativo del asedio económico y financiero contra los ciudadanos”.

Por otra parte, exigió el levantamiento de las sanciones unilaterales, la devolución de compañías, activos y cese del bloqueo comercial y financiero contra el Estado.(venepress)

Attachment