Hordas del chavismo dejan claro que no hay posibilidades de cambio pacífico

14 febrero 2020 | Política, Todas las del inicio

 

Nicolás Maduro comenzó a utilizar con mayor fuerza los grupos del chavismo para atacar a quienes considera sus adversarios políticos, ante la asfixia y la presión internacional que los gobiernos democráticos dirigen hacia su régimen socialista.

El martes 11 de febrero colectivos afectos al régimen lideraron los hechos violentos en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía, durante la llegada al país del presidente interino Juan Guaidó.

La emboscada contra la dirigencia opositora y trabajadores de la prensa quedó registrada en fotografías y videos. Los sujetos lanzaron golpes al garete e incluso usaron tubos, conos viales y palos.

Los politólogos Guillermo Tell Aveledo y Pedro Urruchurtu afirmaron en declaraciones  a El Nacional que esas acciones están planificadas, y desestimaron la versión oficialista de que son manifestaciones espontáneas.

Señalaron que los agresores son miembros de colectivos, grupos de choque, consejos comunales, círculos bolivarianos y otras organizaciones que defienden al régimen.

«Siempre han tenido algún tipo de carácter guapo y apoyado para estas acciones. No es solo una población indignada o ciudadanos comunes, es gente que está actuando también en correlación con las fuerzas del Estado, usadas para agredir a ciudadanos», afirmó Tell Aveledo.

Urruchurtu expresó asimismo que esas personas tienen la intención de generar violencia y zozobra. «Está demostrado que tienen armas, odio y ganas de cometer cualquier tipo de delito», señaló.

Al mismo tiempo, aseguró, el oficialismo advierte que responderá si la oposición reactiva las protestas de calle o genera una estrategia de presión.

El oficialista Diosdado Cabello instó el miércoles al chavismo a seguir realizando este tipo de actos. Desde el régimen intentan hacer creer que es una supuesta reacción de los venezolanos que están cansados de las sanciones.

«El pueblo, donde vaya ahora, lo va a esperar (a Guaidó). Lo que ocurrió fue una reacción espontánea de un pueblo indignado que se cansó de quienes piden sanciones en contra de Venezuela. Estaban horrorizados porque los recibieron violentamente. Se sienten impresionados porque el pueblo reclamó», dijo Cabello.

El 15 de enero también ocurrió una situación similar. Irregulares asediaron a una comisión de diputados que se dirigía al Palacio Federal Legislativo y agredieron y robaron a periodistas que se encontraban en los alrededores.

En ambas situaciones hubo complicidad del chavismo con funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana y otros uniformados de los organismos de seguridad del régimen.

Guaidó regresó el martes 11 de febrero de una gira internacional en la que denunció la crisis humanitaria en el país. También se reunió con jefes de Estado y altos funcionarios para definir estrategias que conduzcan a la expulsión de Maduro de Miraflores.

Tell Aveledo subrayó que el régimen siente que la apuesta política es mucho más audaz y agresiva. Afirmó que el acorralamiento internacional y la deslegitimación hace sentir a Maduro muy necesitado de demostrar fuerza y de acentuar la idea de que en Venezuela es imposible una sociedad democrática.

Señaló que la hostilidad del chavismo varía de acuerdo con la crispación de los momentos políticos. Añadió que en Venezuela no ocurre ninguna manifestación que no esté autorizada por el régimen porque, precisamente, toda protesta espontánea es reprimida.

«El gobierno estimula la violencia para reforzar la idea de que en Venezuela no hay posibilidades de intercambio pacífico ni civilizado; que no hay la posibilidad de una ruta distinta a la de la fuerza y, hasta cierto punto, para encerrar a la oposición en que solo la alternativa de fuerza puede ser la salida», agregó.

Agresiones a la prensa

Los politólogos no descartaron una escalada. «La violencia hasta cierto punto es impredecible. Esta es una violencia irracional, que tiene un objetivo político específico», observó Tell Aveledo.

Manifestó que es posible que ocurra una mayor agresión por el chavismo en momentos como los que se desarrollaron en Maiquetía. Este escenario, continuó el experto, puede usarlo Maduro como propaganda y para justificar que las acciones de la oposición provocaron el rechazo de los ciudadanos.

Urruchurtu recordó que en Cuba aparecieron muertos dirigentes de oposición en supuestos accidentes. «Todos sabían que era parte de la persecución del régimen cubano; nada sorprendería (que ocurra lo mismo en Venezuela), podemos esperar cualquier cosa de un régimen como este», expresó.

Maduro, continuó el politólogo, permite y promueve las actuaciones violentas del chavismo para hacer creer que su régimen cuenta con el respaldo del pueblo. Sin embargo, indicó que el apoyo al oficialismo apenas llega a 15%.

Destacó que Maduro se siente arrinconado, pero esa situación de asfixia no significa que se encuentre más débil o que haya perdido capacidad, sino todo lo contrario.  El experto aseguró que, precisamente, el régimen da señales en función del apoyo que recibe Guaidó.

«El régimen es capaz de dialogar en términos de violencia y de generar suficientes condiciones para herir a políticos y periodistas sin ningún tipo de escrúpulos. No se puede seguir tratando como político a quien se comporta como un criminal, y eso nos obliga a asumir que son una amenaza creíble. Queda claro que no van a ceder el poder por las buenas«, advirtió Urruchurtu.(EN)

NOTICIAS RELACIONADAS

Publicidad

Concasa

Buscar Noticias de Interés

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Calendario de Noticias

febrero 2020
L M X J V S D
« Ene    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
242526272829  

Publicidad

Blue Label Pools

Pin It on Pinterest