Venezuela al borde del precipicio económico

4 junio 2019 | Economía, Todas las del inicio

Venezuela es el país que cuenta con las reservas probadas de petróleo más significativas del mundo. Sin embargo, cada vez son más las trabas que se le presentan para exportarlo.

Y el escenario se pone cada vez más oscuro para el país suramericano, pues el pasado 24 de mayo el embajador de India en Estados Unidos, Harsh Vardhan Shringla, notificó en una reunión con periodistas que su gobierno había paralizado la compra de petróleo venezolano.

De mal en peor

Venezuela registra, desde hace tres años, una baja sostenida de la producción petrolera. La misma pasó de 2,4 millones de barriles diarios, en diciembre de 2015, a 830.000 barriles diarios, el pasado abril.

Tal cantidad es la más baja desde enero de 2003, cuando Pdvsa, estatal petrolera, presentó una sorpresiva huelga en la que participaron miles de empleados que se oponían a la gestión de Hugo Chávez, ex presidente de Venezuela.

Un golpe duro

En enero de este año, Estados Unidos (EE.UU) decidió aplicar una estrategia de sanciones al gobierno de Nicolás Maduro, con la suspensión del pago de ventas de petróleo. Esto, en otras palabras, equivale a la paralización de importaciones de crudo. La producción petrolera de la nación suramericana ha disminuido en casi 400.000 barriles diarios, según datos oficiales de la Agencia de Información de Energía de Estados Unidos.

La medida impuesta por Washington representó un fuerte golpe para las finanzas del gabinete oficialista. Estamos hablando de que Estados Unidos era, hace un tiempo, el primer comprador de crudo de Venezuela y su mayor fuente de divisas en efectivo.

“Antes de las sanciones, entre 40% y 50% del petróleo venezolano iba a EE.UU y el resto iba, principalmente, para India y China, que importaban un poco más de 20% cada uno”, detalló Hari Seshasayee, analista del Wilson Center, a BBC Mundo.

La decisión de la Casa Blanca provocó que India se apoderara de una posición sumamente importante para la economía de Venezuela; convirtiéndose en el primer comprador de su petróleo.

Si tomamos en cuenta las grandes necesidades de energía importada que tiene la economía hindú, los especialistas no obviaron la posibilidad de que el gigante asiático pudiese apoderarse de los casi 500.000 barriles diarios que le compraba EE.UU a Venezuela.

Esta hipótesis, no obstante, quedó descartada y ahora, tras el anuncio del embajador indio en Washington, lo que parece estar en discusión es el cierre de las transacciones comerciales entre India y Venezuela.

El nexo energético entre Venezuela e India inició cerca de 2005, cuando Chávez suscribió a la nación asiática a un acuerdo de cooperación en materia petrolera, que incluía proyectos asociados de exploración y explotación petrolera en el país suramericano.

Fue justo en ese momento cuando el petróleo venezolano comenzó a hacerse presente en India por medio de dos compañías: Reliance Industries y Essar. Esta última empresa fue adquirida en 2017 por Rosneft, firma rusa, y rebautizada como Nayara Energy.

Según datos compartidos de la embajada de India en Caracas, las exportaciones de crudo hacia ese país alcanzaron su cúspide en entre 2013 y 2014, cuando percibieron ventas anuales por 14.000 millones de dólares.

No obstante,  desde el anuncio de las sanciones de EE.UU la exportación de crudo a India, en vez de incrementarse, se ha visto más dificultosa que nunca.

En marzo, Reliance desechó públicamente la probabilidad de aumentar las compras de petróleo venezolano.

El anuncio se hizo poco tiempo después de que Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos, mantuviese un encuentro con Vijay Gokhale, secretario de Relaciones Exteriores de India, para pedirle que su país no sea “el salvavidas económico del régimen de Maduro”.

“Nuestra filial en EE.UU ha parado por completo todos los negocios con la petrolera estatal de Venezuela, Pdvsa, y su matriz global no ha incrementado las compras”, confirmó un portavoz de la compañía india en un correo difundido a AFP, agencia de noticias.

Reliance también notificó que había suspendido la venta a la estatal petrolera de diluyente que se necesita para comercializar el crudo extra pesado, que constituye la mayor parte de las reservas venezolanas.

Luego, en abril, la empresa de India publicó una nota de prensa en la que rechazó que estuviera participando en un proyecto para pagar, a través de terceros, las compras de crudo a Pdvsa.

Reliance destacó que, desde antes de las sanciones, importaba crudo venezolano a compañías como Rosneft, las cuales tienen derecho a recibir petróleo como parte de un modelo para cancelar una deuda existente.

“Desde que fueron impuestas las sanciones, Reliance ha hecho esas compras con el pleno conocimiento y aprobación del Departamento de Estado de EE.UU y Reliance le ha informado de forma específica sobre las transacciones y los volúmenes. Esas transacciones no conllevan a ningún pago a Pdvsa y no violan las sanciones y políticas de Estados Unidos”, puntualizó.

Cayendo al vacío

El mayor golpe vino cuando Harsh Vardhan Shringla, en una reunión con periodistas, manifestó que su país había suspendido la compra de crudo proveniente de Venezuela. En ese mismo encuentro comunicó el cese de importaciones desde Irán.

Sin embargo, el diplomático no aclaró si hacia referencia a toda la importación de crudo procedente del país suramericano, tomando en cuenta el que se adquiere por medio de Rosneft, o no.

Hari Seshasaye explicó a BBC Mundo que cuando Estados Unidos anunció sanciones contra Veenzuela, Reliance acordó con las autoridades estadounidenses una disminución gradual, en lugar de una paralización inmediata de las importaciones del petróleo venezolano.

“Yo creo que esa reducción ya puede haber ocurrido”, afirmó Seshayasayee, quien indicó que Reliance era la empresa india que importaba mayor cantidad de crudo de Venezuela, al importar cerca de un 80% y 90% de todo el petróleo que entraba al país.

Según ClipperData, las exportaciones de crudo de Venezuela hacia India se promediaron en 300.000 barriles diarios en 2018.

¿Qué significa, para Venezuela, el cese absoluto de exportaciones petroleras a India?

“Sería un impacto muy grande. Después de las sanciones, India se convirtió en el primer comprador de petróleo venezolano”, señaló Seshasayee, quien informó que mientras las ventas a India representan una fuente de dinero fresco para Venezuela, gran parte del crudo enviado a China se utiliza para costear deudas contraídas con Pekín.

El director de investigación de materias primas de ClipperData, Matt Smith, coincide en que la suspensión de las compras de crudo por parte de India tendría un efecto notable.

“Si ellos dejaran de comprarlo, parece poco probable que podrán colocarlo en algún otro sitio”, dijo.

“La economía de Venezuela ya se encuentra en caída libre, por lo que la pérdida de India como destino para su crudo solamente aumentaría la agonía”, alertó.(Venepress)

NOTICIAS RELACIONADAS

Publicidad

Negocios en Florida

Buscar Noticias de Interés

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Calendario de Noticias

julio 2024
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Publicidad

Blue Label Pools

Pin It on Pinterest