Tomás Guanipa: No hay argumentos para que Maduro saque del juego a Edmundo González

10 junio 2024 | Política

Tomás Guanipa, dirigente del partido Primero Justicia, afirmó a El Nacional que el gobierno de Nicolás Maduro no tiene argumentos para sacar a Edmundo González Urrutia de la carrera presidencial. Esto lo dijo en medio de las advertencias de que podrían inhabilitar la tarjeta de la Mesa de la Unidad Democrática o al exembajador, e incluso declarar la campaña opositora como fraudulenta.

Desde el gobierno, voceros han demostrado su interés en que González, a quien tratan de caricaturizar y de minimizar su impacto en la población que anhela salir del chavismo, quede fuera de la elección del 28 de julio. ¿El motivo? Justifican que la campaña ha sido fraudulenta solo porque la lidera María Corina Machado, quien resultó electa en la primaria de octubre pasado con 93% de los votos, pese a que en el oficialismo la vocería ha recaído en Diosdado Cabello y Jorge Rodríguez más que en el propio Maduro.

Guanipa planteó que Maduro «ya asume» a González como su contrincante y que además se ha destinado una «campaña gigantesca y costosa» en contra del candidato de la Mesa de la Unidad Democrática. Por estos motivos, el excandidato a la Alcaldía de Caracas cree que no habría una acción contra la candidatura del exembajador, aunque reconoce que el oficialismo «es capaz de cualquier cosa».

«Nosotros vamos a ganar esta elección con Edmundo González. No nos toca ser profetas del desastre, sino ser transmisores de la esperanza y la ilusión de un pueblo que quiere un cambio y que está bien preparado para participar, votar y defender el voto para contabilizar y demostrar el triunfo que vamos a tener», afirmó.

—Edmundo González dijo que se han registrado 27.000 comanditos, eso significa que aproximadamente 270.000 están dispuestos a defender el voto el 28 de julio. Faltan solo semanas para las presidenciales, ¿se podrá llegar a la meta de 600.000 voluntarios?

—La verdad es que, en los últimos días, el número de testigos, miembros de mesas y otras personas que tendrán responsabilidades en los centros de votación ha aumentado de manera absolutamente impactante. Es natural que así sea, además por la cercanía del proceso electoral, pero también porque ha habido un despliegue no solo de la militancia de los partidos, sino también de los venezolanos que han querido incorporarse a esta campaña en lo que significa la pedagogía electoral: explicar cómo se vota, cómo se puede defender el voto y sumar voluntades. Por lo tanto, tengo plena certeza de que el esfuerzo que se está haciendo y el trabajo unitario que se ha logrado sin precedentes, en términos de unidad y suma de factores, permitirá que estemos presentes en todas las mesas de votación y que podamos tener las actas. Creo que este es el trabajo más importante en estos momentos, porque, frente a las tropelías que el régimen pueda querer hacer, el hecho de que tengamos todas las actas electorales nos permitirá defender un triunfo que se ve cada vez más cerca.

—Una de las principales preocupaciones de los venezolanos es que se enfrentan a un gobierno totalitario, y existe la posibilidad de que se bloquee la oportunidad de un cambio. ¿Cómo generan la confianza de que la transición sí puede ocurrir?

—Lo principal aquí es un deseo de cambio absolutamente homogéneo en el país. La gente quiere un cambio, quiere que el país avance, quiere pasar la página de la confrontación. Votar es una gran oportunidad no solo para lograr un cambio y transformación, sino también para alzar nuestra voz, rebelarnos frente al poder y protestar. La verdad es que lo que ha sucedido en los últimos tiempos, en términos de conciencia ciudadana, es un efecto de no rendición, de no claudicar frente a lo que está pasando. Además, hay un enorme deseo de unir a la familia venezolana, porque 25 años de chavismo y madurismo han causado la separación de las familias, con un éxodo al que nunca habíamos estado acostumbrados y eso ha generado un dolor muy grande. Creo que también hay un deseo de acabar con esa división o separación física familiar, y eso ha hecho que la gente se vuelva a ilusionar. Luego de que se lograra la unidad a través de una elección primaria, donde se eligió un liderazgo de manera contundente, el de María Corina Machado, y posteriormente, a pesar de todos los obstáculos que puso el gobierno, como ocurrió en Barinas, fuimos capaces de presentar una opción a los venezolanos. Hoy tenemos como candidato a alguien que representa la imagen de un cambio pacífico, algo muy importante para los venezolanos. Que en Venezuela puede haber un cambio en paz, que un triunfo de la oposición no significa sacar una lista para cobrarle facturas a nadie y empezar a perseguir a los que antes nos han perseguido, sino que podamos pasar la página de la confrontación y lograr una gran unidad nacional. Creo que ese liderazgo lo representa alguien que, con su formación, ha logrado tener experiencia en términos de entendimiento y la importancia del acuerdo, de la negociación, de lograr que haya entendimiento a pesar de las diferencias y que los venezolanos puedan transitar hacia una democracia que realmente traiga prosperidad. Me parece que hay un sentido común entre los venezolanos sobre la importancia de esta elección, una conciencia de que somos una gran mayoría, tal vez como nunca antes en términos de la oposición venezolana, y que solo el voto puede generar una diferencia tan grande que la intención del régimen de mantenerse en el poder a la fuerza se vea desafiada por una nueva realidad política. Esa nueva realidad política requiere un proceso de acuerdo y entendimiento para que haya un cambio de gobierno en paz y con garantías para todos los actores.

—Hay un elemento clave y son quizá las garantías al gobierno de que no será perseguido en un eventual nuevo gobierno, pero para eso hay que trascender de las declaraciones públicas, de las entrevistas y comentarios en las redes sociales. ¿Ha habido conversaciones o negociaciones directas con el chavismo?

—Yo soy de los que cree, y así lo hemos creído en Primero Justicia, que el proceso de negociación es insustituible en Venezuela. Si aquí hay un desconocimiento de lo que cada quien representa  es muy difícil llegar a acuerdos sobre el futuro del país. La tesis de que uno se impone al otro es absolutamente equivocada y atenta contra el desarrollo del país y la paz social. El régimen, durante todos estos años, ha creído que puede acabar con la oposición a través de la persecución y la represión. Hoy, la oposición está no solo más consolidada, sino también más unida y con más apoyo popular que nunca. A su vez, ha habido sectores de la oposición que, cuando se ven con fortalezas, sienten que pueden arrasar con lo que representa un sector político que ya lleva muchos años teniendo el control de las instituciones y que ha tenido un respaldo popular importante en algunos momentos, y que lamentablemente ha usado esas instituciones y la fuerza pública para mantenerse en el poder. Por lo tanto, creo que el país reclama que exista una conciencia y madurez política para que quienes antes no se sentaban en una mesa se puedan sentar. Por eso, a pesar de los costos políticos que pueda tener, hemos asumido con toda convicción el proceso de negociación en México, que trajo algunos acuerdos, pero hay uno muy importante: el acuerdo de Barbados. Este acuerdo, además, evidencia y reconoce por parte del régimen la inequidad electoral que hay en Venezuela y la cantidad de acciones necesarias para tener elecciones libres y transparentes. Lamentablemente, el mismo gobierno ha violado prácticamente todo el documento pero no debemos dejar de buscar una negociación seria, que comprometa a las partes y que dé garantías de paz y de transformación al pueblo venezolano. Creo que hay conciencia de esto en la oposición y que Edmundo garantiza que ese proceso pueda darse defendiendo los mejores intereses del país. Por eso, Edmundo González se ha convertido en una gran noticia, porque complementa el liderazgo fuerte, grande e importante de María Corina Machado y aglutina a sectores políticos que antes no podían sentarse en una mesa. Puede dar garantías a quienes estamos hoy confrontando en un proceso bien llevado, que permita que las garantías sean para todos por igual.

—Falta realmente poco para la elección presidencial. Desde el gobierno se acusa a la oposición de no cumplir con los acuerdos. Aquí también entra la revocatoria de la invitación a la Unión Europea y el llamado que hizo el presidente Lula sobre la importancia del cumplimiento del acuerdo de Barbados y de la observación internacional. Pero está ese factor tiempo, ¿qué tanto se puede hacer?

—Creo que lo que debemos hacer es tener una robusta observación ciudadana.

—¿Esa sería la última opción que tienen los venezolanos?

—No, creo que eso es lo que toca ahorita, en términos de nuestra organización política: una robusta observación que pida a los ciudadanos que están alrededor de los centros que, más allá de lograr tener a los miembros de mesa y los testigos, los monitores que necesitamos tener, tengamos gente que pueda acompañar el proceso, especialmente en lo que significa la auditoría presencial que se le hace al porcentaje altísimo de cajas que ya están. Creo que es importante exigir que esto sea público, que nosotros nos convirtamos en veedores, pero también debemos seguir presionando internacionalmente para que, en el tiempo que queda, se pueda dar la mayor cantidad de observación internacional posible. Creo que hay que fortalecer la labor de observación del Centro Carter y pedirle a la misión de expertos de la ONU que amplíe en números su participación. Tal como lo dijo Lula, si queremos observación internacional, tenemos pedirle a la Unión Europea, como quedó expresado en el acuerdo de Barbados, que puedan venir y es inaceptable que, habiendo ya recibido una misión de 100 personas y habiéndose comprometido el régimen a eso, habiendo tenido el gesto de la Unión Europea con las autoridades del CNE que estaban sancionadas, que se haya evitado que pudieran estar y esto significa una sola cosa: miedo al resultado electoral que se pueda dar y una búsqueda de que la gente no participe debido a la desconfianza legítima que muchos venezolanos tienen sobre el Consejo Nacional Electoral. Creo que, en realidad, ha habido un mayor deseo de participar y eso se le ha revertido al gobierno y por eso, creo que son muchas cosas las que tenemos que hacer. Primero, nuestra labor como venezolanos dentro del proceso y como veedores del mismo. En segundo lugar, la presión al acompañamiento internacional y el fortalecimiento de la observación que ya está garantizada. Y en tercer lugar, exigir a los países libres del mundo, que tienen sus ojos puestos en este proceso, que haya una autorización a la Unión Europea para que pueda participar en este proceso.

(L to R) Venezuelan opposition leader Maria Corina Machado; Venezuelan opposition presidential candidate for the Plataforma Unitaria Democratica party, Edmundo Gonzalez Urrutia; the president of the Primero Justicia party, Maria Beatriz Martinez; Tomas Guanipa; Richard Mardo; Corina Yoris; and opposition leader Henrique Capriles attend an event with the Primero Justicia opposition party in Caracas on May 31, 2024. (Photo by Gabriela Oraa / AFP)

—La exigencia por parte del gobierno es que se levanten las sanciones, las cuales son, además, personales y no tienen incidencia en la economía. Recientemente, Europa Press publicó, según fuentes que contactaron, que es casi improbable que una misión de observación de la Unión Europea viaje a Venezuela.

—Hay una cosa que es absolutamente incomprensible en el argumento del régimen: se han quedado sin argumentos, se han quedado sin narrativas. Decir que no pueden venir porque hay sancionados cuando en 2021, para una elección regional, la Unión Europea pudo venir después de 15 años y los mismos sancionados estaban en ese momento, y el gobierno nunca pidió que se levantaran las sanciones. Además, previo a la decisión que tomó el Consejo Nacional Electoral, tanto las autoridades electorales como el gobierno habían sido notificados por la Unión Europea de las condiciones para poder venir, incluida la suspensión temporal de las sanciones a los miembros del Consejo Nacional Electoral, y esto había sido aceptado por el gobierno. Por lo tanto, esto no es más que una excusa para tratar de evitar una observación que ellos saben que es muy importante para el proceso y para darle confiabilidad a los venezolanos. Hoy las ganas de votar son tantas y el esfuerzo de la oposición por tener una estructura de control electoral bien organizada es tan grande que lo que han logrado es aumentar la disposición de la gente para votar. Vengo de recorrer dos mercados de Caracas y es impresionante cómo la gente se ha familiarizado con el tarjetón, aprendiendo a votar y cómo hay una disposición tan grande que ya no se pierde tiempo en convencer a la gente. Lo que estamos haciendo es simplemente reforzar la explicación de cómo votar, porque ya en Venezuela no hay duda sobre si votar o no. Esto es un avance gigantesco para vencer la abstención y para lograr que la unidad se refleje en la votación del 28 de julio.

—Hay un tema importante que se ha comentado y es que la oposición no está unida, sobre todo por la ausencia de algunos líderes en las concentraciones de María Corina Machado, pero no necesariamente los dirigentes tienen que reunirse en torno a la figura de ella para demostrar que se está haciendo campaña.

—Eso que dices es muy importante y es crucial reflejarlo porque a veces le buscamos las cinco patas al gato. Por ejemplo, la semana pasada María Corina Machado estuvo en un gran evento que hicimos en favor de la candidatura de Edmundo González. Estuvo Henrique Capriles, toda la dirección nacional estuvo junta. María Corina Machado está haciendo un esfuerzo gigantesco por recorrer las principales ciudades y poder visitar todos los estados, pero es imposible que en tan poco tiempo pueda estar en los 335 municipios del país. La presencia de María Corina Machado en la calle es lo que garantiza que mucha gente salga. Es muy bueno que muchos dirigentes nacionales la acompañen, pero también creo que la labor de los dirigentes nacionales, o de los que podamos tener un poco de visibilidad frente al país por una cuestión mediática, nos permite desplegarnos por todos los sitios donde ella no va a poder estar y donde Edmundo no va a poder estar. Por ejemplo, yo pude estar en Santa Cruz, en Aragua, haciendo una caminata impresionante. Estoy seguro de que otro dirigente nacional no va a estar en Santa Cruz antes de la elección, por eso voy a recorrer los 24 estados para ir a los municipios donde estoy seguro que otros no van a ir. Si nos distribuimos la dirigencia nacional todos los municipios, como cuando María Corina Machado está en un sitio y Edmundo está en otro, podemos estar 333 más recorriendo cada municipio del país para ser útiles al triunfo. No puede haber mejor y mayor unidad que esa. Entonces, vernos todos en algunos actos es importante, pero creo que mucho más importante es la labor que cada uno de nosotros pueda hacer para multiplicar el mensaje, enseñar a votar y acompañar a los venezolanos que, estando en zonas muy distantes, puedan ver a alguien que los acompañe, los motive y les garantice que lo que ven por las redes sociales se replica también en su municipio. Esas ganas de votar no solo están en las grandes ciudades, sino que están desplegadas a lo largo y ancho del país.

—En las redes sociales se ha iniciado una campaña en contra de la oposición y se han difundido fake news, como las banderas de Estados Unidos en un mitin de María Corina Machado o un supuesto audio de Juan Guaidó y Edmundo González. ¿Cómo enfrentará la oposición venezolana la desinformación?

—La verdad es que hay una campaña, yo diría, sin precedentes. No recuerdo la última vez, desde las últimas elecciones nacionales, que haya habido una campaña en la que la oposición prácticamente no tiene ni siquiera derecho a tener spots. Nuestra campaña es simplemente a través de redes y mediante los pocos medios que, siendo acechados por el gobierno, aún insisten en mantener una línea editorial que permita que nuestras opiniones puedan ser difundidas. Estas cosas vienen acompañadas por un gasto dispendioso. No entiendo cómo ellos dicen que el país está sin recursos cuando están gastando la millonada que están gastando en una campaña que además es fake, es descontextualizada. Se intenta caricaturizar a Edmundo y a la oposición venezolana con una suerte de mentiras, y al final, creo que lo que están haciendo es que la gente se sienta profundamente indignada porque están jugando con su inteligencia, subestimando su sentido común. Lo que percibo es que esa campaña no está llegando. Pudiera estar llegando para el sector que los acompaña a ellos, pero en ese país que quiere un cambio, que ya tiene 12 años gobernado por la misma persona, evidentemente ninguna de estas cosas puede significar pensar que mantenernos con Nicolás Maduro va a ser mejor que promover un cambio en el país. Además, se ha ido generando una imagen sobre Edmundo que creo que es muy positiva: la de un hombre bueno, honesto, conciliador de paz, y la de un hombre que no habiendo tenido nunca la ambición de ser presidente, asumió el riesgo que significa no dejar al país sin opción y sacrificó su vida personal por lograr un cambio en Venezuela. A mí me da la impresión de que el despliegue que estamos haciendo para enseñar a votar a la gente y el mensaje que se ha venido construyendo unitariamente es mucho más potente que los millones que está gastando el gobierno para desinformar, para tratar de destruir la imagen de Edmundo. Lo que está haciendo es más bien generar solidaridad y empatía en torno a él, cosa que me parece muy importante y que habla muy bien del nivel de conciencia que tiene el pueblo venezolano.

—Si las garantías democráticas se reducen en las próximas semanas, ¿seguirá la oposición en el camino electoral?

—Creo que nosotros no tenemos derecho a dejar al país sin la oportunidad de votar. El país quiere votar, quiere usar el mecanismo de protesta más eficiente y contundente que pueda haber. No tengo ninguna duda de que van a venir más obstáculos durante el proceso electoral, pero si hemos sorteado obstáculos tan duros como la criminalización de las primarias, el intento de evitar las primarias, que gracias al proceso de negociación en México y la firma del acuerdo de Barbados, logramos realizar, también pudimos sortear la inhabilitación de quien ganó de manera aplastante la elección primaria, y además, después de la designación de quien fue puesto como candidato sustituto, que tampoco permitieron su presentación, así logramos sortear una posible división. ¿Cómo no vamos a sortear los obstáculos que el gobierno pondrá de aquí a la fecha electoral? Estoy seguro de que estaremos a la altura, pero sobre todo, vamos a garantizar a los venezolanos que podrán votar y que ese día, a pesar de lo que haga el gobierno, nos manifestaremos como una gran mayoría. ¿Qué hará el gobierno? Tendremos que estar suficientemente alertas, evaluar todas las posibilidades, tener estrategias para cada una de ellas, pero nunca abandonar al venezolano en su deseo de cambio y en su deseo de votar.

—Se comenta la posibilidad de que el chavismo atente contra la campaña de Edmundo González, calificándola de fraudulenta. ¿Este escenario lo han evaluado el comando ConVzla y la Plataforma Unitaria?

—La verdad es que este gobierno es capaz de cualquier cosa. Nos hemos paseado por todas las posibilidades. Obviamente, creo que al ver YouTube y todo el desarrollo de la campaña oficialista, te das cuenta de que ya asumen a Edmundo como su contrincante. Se han montado en el ring con Edmundo; la campaña de desprestigio contra él es gigantesca, pero también es tan costosa que demuestra claramente que saben con quién se van a enfrentar. Es con Edmundo González. Y eso quita cualquier argumento que puedan sacarlo del juego. Nosotros vamos a ganar esta elección con Edmundo González. No nos toca ser profetas del desastre, sino más bien ser transmisores de la esperanza y la ilusión de un pueblo que quiere un cambio y que, a 50 días, está bastante bien preparado para participar, votar y defender el voto para contabilizar y demostrar el triunfo que vamos a tener.

—Si estuviésemos viajando en la ‘edmundoneta’, ¿dónde deberíamos bajarnos?

—Deberíamos bajarnos todos en Miraflores para acompañar a Edmundo González a que asuma el poder.

—Su hermano Juan Pablo Guanipa propuso el método de los «cinco marditos» para enseñar a votar, ¿cuál es el método que usted propone?

—El método que yo prefiero es que, cuando las personas vean el tarjetón, ubiquen la cara de Edmundo González y que todo el mundo vote por Edmundo.

—¿Qué canción debería cantar y bailar Maduro, que se muestra ahora muy divertido en las redes sociales, en su eventual derrota?

—Lo invitaría a cantar y bailar una canción que hizo Luis Serrano, un dirigente de Primero Justicia. Esa es la que hoy está pegando en toda Venezuela, que se llama Todo el mundo con Edmundo.(EN)

NOTICIAS RELACIONADAS

Publicidad

Negocios en Florida

Buscar Noticias de Interés

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Calendario de Noticias

junio 2024
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Publicidad

Blue Label Pools

Pin It on Pinterest