Misión de SpaceX la primera privada que llega a la Estación Espacial Internacional

1 junio 2020 | Tecnología

 

Los astronautas de la NASA ingresaron a la Estación Espacial Internacional el domingo después de un viaje histórico de 19 horas en la primera nave espacial estadounidense tripulada en casi una década, un triunfo para SpaceX y la empresa privada.

La escotilla se abrió a la 1:02 pm hora del este (1702 GMT) mientras Bob Behnken y Doug Hurley realizaban los procedimientos finales, cruzando el umbral unos 20 minutos después.

Vistiendo polos negros y pantalones caqui, fueron recibidos por su compañero astronauta estadounidense Chris Cassidy, así como por los cosmonautas rusos Anatoli Ivanishin e Ivan Vagner.

Los cinco hombres posaron para fotos y luego el administrador de la NASA Jim Bridenstine habló con la tripulación desde el control de la misión en Houston.

«Bienvenidos a Bob y Doug», dijo Bridenstine. «Les diré que el mundo entero vio esta misión, y estamos muy, muy orgullosos de todo lo que han hecho por nuestro país».

«Es genial volver a poner a Estados Unidos en el negocio de lanzamiento con tripulación y estamos realmente contentos de estar a bordo de este magnífico complejo», respondió Hurley, quien ordenó la cápsula Crew Dragon llamada «Endeavour».

El jefe espacial ruso Dmitry Rogozin también felicitó a la NASA y a Elon Musk, el jefe de la compañía aeroespacial privada SpaceX que construyó la cápsula Crew Dragon.

 

La cápsula pasó 19 horas persiguiendo la estación a velocidades de hasta 17,500 millas por hora (28,000 kph), antes de alinearse cuidadosamente a su objetivo y reducir la velocidad para arrastrarse por el delicado procedimiento de atraque, que tuvo lugar sobre el norte de China.

LA INCREÍBLE HISTORIA DE ELON MUSK EL GENIO TRAS SPACEX

Elon Musk ya era toda una celebrity, pero en los últimos días se ha hecho tendencia por su relación con el lanzamiento del primer vuelo espacial privado a manos de su compañía, SpaceX. Pero, si hay algo más interesante que un multimillonario llegando al espacio, es lo que hay detrás de sus logros.

No sólo es el creador y CEO de Space-X y uno de los principales generadores de esa tecnología, sino que también ha inventado una variedad de novedades tecnológicas que han revolucionado la industria, como la aplicación de banca móvil, PayPal, la compañía de automóviles eléctricos y automatizados, Tesla Motors, y su filial de fuentes de energía renovable, SolarCity. Además es propietario de la plataforma de comercio online, Ebay.

Ocupa el puesto número 19 en el ranking de las personas más ricas del mundo de la revista Forbes, valorando su fortuna en unos 43.300 millones de dólares.

Pero, ¿cómo se convirtió Elon Musk en el genio de la ingeniería y el magnate empresarial de hoy?

 

– LA DURA INFANCIA DE UN GENIO –

Elon Musk nació en Sudáfrica en el año 1971, del vientre de una modelo y dietista, finalista del Miss Sudáfrica en 1969, la hermosa Maye Musk. Su padre, a quien se ha referido como un «terrible ser humano» en más de una ocasión, era un ingeniero electromecánico de nombre Errol. Es el mayor de tres hermanos.

Según su propio relato, su infancia estuvo manchada de violencia y confusión. Desde los 6 años notó que el resto del mundo pensaba distinto y alcanzó la adolescencia creyendo estar loco.

«Por naturaleza soy bueno en ingeniería porque lo heredé de mi padre. Lo que es muy difícil para otros es fácil para mí», dijo Musk en una entrevista concedida a la revista Rolling Stone. «Durante un tiempo pensé que era obvio que todo el mundo sabía cómo funciona el cableado de una casa. Un circuito con fusible, la corriente alterna y la corriente continua, qué son los amperios y los voltios, cómo combinar un combustible y oxidantes para crear un explosivo. Pensaba que todo el mundo sabía eso».

Cuando Elon tenía 8 años, en 1979, sus padres se divorciaron y se mudó junto a su madre a la ciudad de Durban, en Sudáfrica. Sin embargo, a los 10 volvió a vivir con su padre porque lo veía triste.

A los 9 años comenzó a programar un Commodore VIC-20 que tenía 8 kilobytes de memoria RAM.

A los 12 hizo su primer negocio, vendiendo por 500 dólares el código fuente de un videojuego​ a la revista sudafricana PC and Office Technology, que en 1984 publicó las 167 líneas de código fuente del juego espacial de ciencia ficción Blastar, del que la introducción decía: «En este juego tienes que destruir un carguero extraterrestre que lleva bombas mortales de hidrógeno y Status Beam Machines. El programa hace un buen uso de los sprites y las animaciones, y en este sentido su lectura merece la pena».

Durante sus años como estudiante de secundaria, fue víctima del bullying por su aspecto «nerd» y sus extraordinarias calificaciones, pero «aprendió a defenderse» a medida que fue creciendo, tomando clases de karate, judo y lucha libre.

Por si no fuese suficiente, su padre, quien hizo mucho dinero en los «negocios oscuros» de la construcción y la minería de esmeraldas, era para Musk un «ser malvado». Aunque Elon confiesa que heredó de él su amor y destreza con la ingeniería.

«Era un ser humano malvado. No te haces idea. Mi padre preparaba cuidadosamente planes malvados. Planeaba el mal. No te haces idea de lo malo que era. Ha cometido casi todos los delitos que puedas imaginar. Ha cometido casi todas las maldades que puedas imaginar», expresó en el mismo artículo de Rolling Stone.

En 1989, Elon y sus hermanos, Kimbal y Tosca, se mudaron junto a su madre a Kingston, Ontario en Canadá, donde tuvo que trabajar duramente para poder ir a la universidad. Mientras tanto, Maye trabajaba como investigadora en la Universidad de Toronto.

En 1992, obtuvo su beca para estudiar Economía y Física en la Universidad de Pensilvania, donde recibió ambos títulos. También fue allí donde inició su carrera como empresario.

– UN SUDAFRICANO EN SILICON VALLEY –

Uno de los profesores de la universidad de Elon Musk era CEO de Pinnacle Research, una empresa de investigación relacionada con vehículos eléctricos en la ciudad de Los Gatos, en Silicon Valley. Allí estuvo trabajando junto a su profesor y adquirió especial interés por las energías renovables.

En el año 1995 fue aceptado en el programa de doctorado en Física Aplicada y Ciencias de Materiales de la Universidad de Stanford, pero, tras unos días, lo abandonó para formar lo que sería su primera empresa.

Junto a su hermano Kimbal y su amigo Greg Curry, Musk fundó una compañía que proporcionaba software de guías locales para periódicos en internet, bajo el nombre de Global Link Information Network, que luego fue rebautizada como Zip2 y comenzó a asistir a los periódicos en el diseño de guías locales.

En 1999, la compañía de computadores personales, Compaq Computer, compró Zip2 por 307 millones de dólares para su división AltaVista, de los que Elon recibió 22.

Así, Musk se convirtió oficialmente en multimillonario.

– DE X.COM A PAYPAL, DE PAYPAL A MARTE –

Ese mismo año, Musk invirtió 12 millones en la fundación de una start-up en el espectro financiero al que llamó X.com, uno de los primeros bancos por internet.

En el 98 había sido fundada la compañía de software, Confinity INC., especializada en el procesamiento de pagos bancarios electrónicos. Confinity lanzó a finales del 99 su producto estrella, PayPal, pensada como una plataforma que facilitaría las transferencias bancarias a través de dispositivos electrónicos.

Fue en el 2000 cuando X.com y Confinity decidieron unir fuerzas y combinar los sofisticados servicios que ofrecía X.com con el servicio de pagos de PayPal. En unas semanas recaurdaron 100 millones de dólares en inversiones del Deutsche Bank y de Goldman Sachs, y amasaron una cartera de más de un millón de clientes.

En 2002, tras una serie de conflictos internos en los que Musk, que seguía siendo el accionista mayoritario, asumió el puesto de CEO y luego fue removido, PayPal ya cotizaba en la bolsa de Nueva York por más de 240 millones de dólares. En octubre, luego de meses de negociación, la compañía de comercio electrónico, Ebay, adquirió PayPal por 1500 millones de dólares, de los cuales 180 millones fueron a las arcas de Musk.

Inmediatamente tras la venta de PayPal, Elon Musk tuvo una idea: poner un cohete en Marte. La idea se adueñó de su cabeza y se dispuso a hacer todo lo posible por hacerla realidad. Intentó comprar cohetes intercontinentales rusos ICBM sin sus cabezas nucleares, pero no tuvo éxito. Entonces decidió fabricar sus propios cohetes reutilizables.

– EL RESTO ES HISTORIA –

De sus ganancias por la venta de PayPal, Musk dirigió 100 millones para fundar SpaceX, 70 millones a Tesla, Inc. y 10 millones a SolarCity.

Tras elaborar todo un proyecto y estudiar la física detrás de la estructura del cohete y el lanzamiento, Musk fundó su tercera compañía: Space Exploration Technologies (SpaceX), dedicada a desarrollar y producir lanzaderas espaciales, con un énfasis en reducción de costes y una alta fiabilidad.

Invirtió 6 años en investigación y desarrollo de diversos proyectos tecnológicos y de exploración espacial, que lo llevaron a firmar un contrato de 1600 millones de dólares con la NASA en el año 2008.

El contrato contempla la realización de 12 vuelos de su cohete Falcon 9 y la nave Dragon Crew a la Estación Espacial Internacional, el primero de los cuales fue lanzado con éxito el pasado sábado.

En septiembre de 2009, El Falcon 1 se convirtió en el primer vehículo de combustible líquido de financiamiento privado en poner un satélite en la órbita terrestre. La NASA seleccionó a SpaceX para formar parte del primer programa que entregaría a empresas privadas la responsabilidad de llevar carga a la Estación Espacial Internacional. Este contrato, que tiene un valor mínimo de 1600 millones de dólares y un valor máximo de 3100 millones, se ha convertido en una piedra fundamental de la estación espacial.

Musk es de la creencia de que en unos años habrá que buscar un nuevo hogar para la raza humana, cuando ya nuestro planeta nos quede obsoleto o sea inhabitable. Su objetivo es reducir el costo de los viajes tripulados al espacio por un factor de 100 con el fin de, eventualmente, hacer viajes comerciales.

«Un asteroide o un supervolcán podría destruirnos, y nos enfrentamos a riesgos que los dinosaurios jamás vieron: un virus manufacturado, la creación involuntaria de un mini agujero negro, cambios climáticos catastróficos o alguna tecnología que aún no conocemos podría ser el fin de lo que conocemos. La humanidad ha evolucionado por millones de años, pero en los últimos sesenta años nuestro armamento nuclear ha traído consigo la posibilidad de extinguirnos a nosotros mismos. Tarde o temprano, debemos expandir nuestras vidas más allá de esta bola verde y azul o nos extinguiremos».

SpaceX también tiene un enorme proyecto que busca ofrecer un servicio de internet banda ancha a cobertura mundial a bajo costo. Se trata de Starlink, que busca la creación de una constelación de satélites de internet​.

En 2017 se completaron los requisitos regulatorios para lanzar 11.943 satélites para mediados de la década de 2020. SpaceX también planea vender satélites para uso militar,​ científico y de exploración.​ En noviembre de 2018, la empresa recibió la autorización del ente gubernamental estadounidense (FCC) para desplegar 7518 satélites de banda ancha, que se sumarían a los 4425 aprobados en marzo del mismo año.

El desarrollo comenzó en 2015, y los primeros prototipos de satélite fueron lanzados el 22 de febrero de 2018.​ El lanzamiento de los primeros 60 satélites se llevó a cabo el 23 de mayo de 2019, y se espera que el inicio de operaciones comerciales de la constelación empiece en el año 2020.

– TESLA, SOLARCITY Y LA NUEVA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL –

Durante el año 2003, tras la fundación de su SpaceX y como parte de la creación de su próxima compañía, Elon Musk visitó la empresa AC Propulsion para echar un vistazo a su prototipo de automóvil deportivo de combustión eléctrica propulsado por baterías de litio.

Fascinado con el proyecto, Musk insistió durante meses para convencerlos de comercializar su producto, que era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4 segundos y tenía una duración de 300 kilómetros de carga, pero los ejecutivos de AC no estaban interesados, así que lo pusieron en contacto con el ingeniero estadounidense, Martin Eberhard, con quien decidió trabajar.

En 2004 invirtió 6.3 millones de dólares en el proyecto y fundó Tesla Motors, asumiendo su dirección ejecutiva tras la crisis financiera de 2008.

Él mismo diseñó los logotipos para sus empresas.

En un post de su blog, el magnate escribió sobre su propósito con Tesla: «Fabricar un coche deportivo. Usar ese dinero para fabricar un coche asequible. Usar ese dinero para fabricar otro coche más asequible. Y mientras estés haciendo todo lo anterior suministra generación de electricidad con emisiones cero».

«La intención fundamental de Tesla, al menos mi motivación, era acelerar la transición hacia la energía sostenible. Por eso liberé las patentes para hacerlas abiertas. Es la única forma para hacer mejor la transición hacia la energía sostenible», dijo.

En un artículo publicado por la revista Rolling Stone en 2015, titulado «Elon Musk: The Architect of Tomorrow», recordaba que nadie creía en el proyecto hasta que el mundo lo tuvo a su alcance.

«Literalmente me dijeron que esto era imposible y que era un gran mentiroso. Pero tengo un coche y lo puedes conducir. Esto no es un maldito unicornio. Es real. Ve a probarlo. Es asombroso. ¿Cómo puedes negarlo?».

Y es que, en octubre de 2010, Tesla compró la vieja fábrica NUMMI, que había fabricado antes para General Motors y Toyota, pero apenas pudieron usar máquinas o herramientas y la mayoría fue a la chatarra.

Los suministradores de componentes del automóviles se negaban a venderles piezas de calidad, así que decidieron fabricarlas ellos mismos para no desaparecer.

Para 2016, sus planes con Tesla Motors habían evolucionado. En el blog de la compañía se publicó un artículo llamado Master Plan, Part Deux (plan maestro, parte dos), en el que Musk expresó su nuevo propósito:

«Crear tejados solares con almacenamiento de energía integrado. Expandir la línea de vehículos a todos los segmentos (incluyendo pequeños SUV y camionetas pickup). Desarrollar la capacidad de conducción autónoma que sea 10 veces más segura que la manual vía un masivo aprendizaje de la flota. Capacitar a tu coche para que gane dinero cuando no lo estés usando».

Ese mismo año Tesla comenzó a desarrollar hardware y software necesarios para la implementación de sus propios sistemas, y nació Autopilot dentro de la empresa, finalizando así su colaboración con Mobileye y adquiriendo independencia.}

En noviembre comnpró SolarCity, una empresa de productos fotovoltaicos y servicios fundada en 2006, la mayor proveedora de sistemas de energía solar en Estados Unidos, y la fusionó con Tesla INC. La motivación subyacente de Musk para la fundación de ambas compañías es combatir el calentamiento global.

– «ENTRE OTROS» –

Además, Musk es propietario de Halcyon Molecular, fundada con el objetivo de curar enfermedades, extender la longevidad y mejorar la calidad de vida a la raza humana. También fundó Neuralink, una empresa de nanobiotecnología que tiene como objetivo integrar el cerebro humano con la inteligencia artificial.

Neuralink busca crear dispositivos para implantar en el cerebro humano con el propósito de ayudar a los seres humanos a fusionarse con el software y mantener el ritmo de los avances en inteligencia artificial. Es decir, Musk quiere «actualizar» constantemente nuestras habilidades con la tecnología por medio de la misma tecnología.

Estas mejoras podrían mejorar la memoria o permitir una interacción más directa con los dispositivos informáticos.

Para lograrlo, Musk creó OpenAI, una empresa de investigación de inteligencia artificial sin fines de lucro que tiene como objetivo promover y desarrollar «inteligencia artificial amigable», de tal manera que beneficie a la humanidad en su conjunto.

Por otra parte, su experiencia probando los sistemas automatizados de sus autos Tesla, Musk entendió que el tráfico de Los Ángeles tiene enormes fallas estructurales que dificultan la red de transporte. De tal forma que creó un proyecto con el objetivo de mejorar el método y la velocidad de excavación lo suficiente para establecer una red subterránea de túneles que sea económicamente factible.

La empresa recibe el nombre de The Boring Company.

«Si pensamos en túneles a 10, 20 o 30 capas de profundidad (o más), es obvio que construir en 3D hacia abajo abarcará las necesidades de transporte de cualquier ciudad independientemente del tamaño de la misma», dijo Musk a la revista Wired para un artículo titulado «El túnel de Elon Musk bajo Los Ángeles está en progreso».

A finales de abril de 2017, la compañía empezó la construcción de un túnel utilizable en SpaceX. En mayo de 2019, la compañía ganó un proyecto de 48.7 millones de dólares para transportar personas bajo Las Vegas. En septiembre comenzaron los preparativos y la construcción en octubre. ​El 15 de noviembre comenzaron a cavar el primer túnel​ y lo terminaron el 27 de diciembre. Musk anunció que estaría operativo en 2020.

«Trato de hacer cosas útiles. Es una buena aspiración. Y por útil quiero decir que tiene valor para el resto de la sociedad. ¿Hay cosas útiles que funcionan y hacen mejores las vidas de las personas, hacen parecer mejor el futuro y realmente también son mejores? Creo que deberíamos tratar de hacer el futuro mejor. Tal vez leía demasiados cómics de pequeño. Los personajes de los cómics siempre luchan para salvar al mundo. Hay que intentar que el mundo sea un lugar mejor, porque lo contrario no tiene sentido». Elon Musk.

[EXT. de: Vance, Ashlee (2016). Grupo Planeta, ed. Elon Musk: El empresario que anticipa el futuro](AFP)

NOTICIAS RELACIONADAS

Publicidad

Negocios en Florida

Buscar Noticias de Interés

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Calendario de Noticias

julio 2020
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Publicidad

Blue Label Pools

Pin It on Pinterest