Mamuel Trujillo: ¿Que paso en Colombia?

8 octubre 2016 | Opinión

Manuel Trujillo Romero

Hasta los partidarios del No se sorprendieron con los resultados del plebiscito que se acaba de efectuar en Colombia. Yo era partidario del Sí, eso no significaba que yo quería entregarle el país a las Farc, mito terrorífico que utilizaron los promotores del No y que caló no porque fuera verdad, sino porque luego de 52 años de guerra,  gran parte de la población le tenía miedo a los guerrilleros. Que el castro-chavismo  les quitaría las tierras en el eje cafetero.Esto indica una cosa importante: cuando a una población le  falta  formación política es presa fácil del miedo, bandera con la que  los populistas llegan o se mantienen en el poder.

Según  los impulsadores del no,  el Papa Francisco, la Unión Europea(EU), la ONU, la OEA, y EE.UU. los partidos políticos, a excepción del Centro Democrático de Uribe, y  29 millones que no votaron, eran cómplices de las Farc  para que estas y el chavismo se tomaran el poder y expropiaran casas y ttierras. Seis millones de colombianos compraron ese discurso populista y manipulador.

El populismo tuvo éxitos en   Gran Bretaña con el “Brexit” o salida de ese Estado de la Unión Europea. Le metieron miedo a una gran parte del pueblo británico con los inmigrantes para que aprobaran  apartarse de la Unión. Pagarán las consecuencias. No podrán exportar con los beneficios de la UE.

Pasa hoy en España. Pedro Sánchez, líder del PSOE, utilizando un populismo barato le metió miedo a su gente para no designar a Mariano Rajoy , que pese a ganar dos veces las elecciones, no contaba con la mayoría parlamentaria para ser investido. Pasa en Venezuela con el miedo del magnicidio y de otros jarabes ya conocidos. También hay populismo en EE.UU. con las propuestas de Donald Trump..El populismo sirve para captar voluntades con ofertas que luego no se pueden cumplir.

El resultado del plebiscito es sorpresivo. De 35 millones de electores, solo votaron menos de 7 millones, el 32%. Al 68% restante no lo importó la paz ni la guerra, son los indiferentes ya que 150.000 que no estaban ni con unos ni con otros  votaron nulo. Es parte de la idiosincrasia del pueblo colombiano. En el plebiscito de 1957 que le podría fin a la violencia entre liberales y conservadores la abstención no alcanzó el 15 %, el país  tenía un alto índice de analfabetismo, pero la violencia se daba con mayor rigurosidad en el campo. No había fiebre de fútbol, la tv se estaba iniciando,   y se leía más. En ese tiempo se  impuso la partidocracia con el Frente Nacional  y   la paz fue pasajera.

De algo tenemos que estar seguros. Es imperativo educar políticamente a la población colombiana. El abstencionismo es el peor enemigo de la democracia. Porque no hay  democracia cuando el pueblo no participa en las decisiones trascendentales, lo que hace que unos cuantos imponen sus políticas. Después ¿con qué autoridad reclamamos? Como dice el laureado novelista colombiano, Héctor Abad Facio Lince: “para el colombiano, todo es provisional, aguardiente, cafeína, coca  y nicotina”. En Colombia ha gobernado una  oligarquía, palabra significa: gobierno de uno pocos: liberal y conservador.

Yo, con raíces colombianas, estoy de acuerdo con el nombrado escritor. Las estadísticas dicen que Colombia es, en el continente, el país que más  consume licor, el segundo que más  tomar café (obvio, produce uno de los mejores) y el tercero más fumador. Tres productos con efectos sedantes. No hay tiempo para leer. Hace tiempo Colombia dejo de ser la Atenas de Suramérica. A lo dicho por Facio Lince yo le agrego que la falta de formación política que  va acompañada de otros dos elementos: el futbol y las telenovelas. Factores que no dejan tiempo para leer ni para formarse políticamente. El 85% no leyó los acuerdos de paz.

El colombiano bebe porque ganó la selección; bebe porque empató; bebe porque perdió, y bebe porque Colombia es el segundo país con más  puentes festivos. Cuando juega la selección los canales de tv destinan 4 horas continuas al fútbol. El colombiano toma café mañanero acompañado de un cigarrillo. Repite la dosis en el trabajo, “para descansar”, reincide después del almuerzo, después de la cena y antes de acostarse. Las telenovelas basadas en narcotraficantes y en cantantes famosos ya fallecidos, y los realitys que buscan rating televisivo, gozan de buena audiencia. Hay poco tiempo para leer. Para formarse políticamente. Y no es para que  quieran  hacer  política, sino para no dejarnos manipular.

Uribe paró el juego y le dio el balón a Santos para que sea este el que le diga a las Farc que Uribe  quiere que las Farc  vayan presos. Son los representantes de ambos los  que tienen que hablar con las Farc. Pero Uribe quiere que si las Farc  les dicen que todo lo acordado no es renegociado ( Artículo 5 de los acuerdos), sea Santos el derrotado nuevamente. Hoy, los promotores del no demuestran que no tenían una propuesta distinta al Acuerdo de la Habana. Uribe propone tres puntos para renegociar la paz:1-Amnistía a 5.700 guerrilleros y no para la cúpula de las Farc. Es decir, aquí no vale la letra de los DD.HH. que afirma que son culpables tanto los que dan las ordenes como los que obedecen la ejecución de delitos de lesa humanidad. Además, este punto está en los acuerdos.2-Potección a la guerrilla. También está en los acuerdos negados por  el No. 3-Alivios judiciales Ahora las Farc recibieron un papel protagónico. Ellos deciden.

NOTICIAS RELACIONADAS

Publicidad

Negocios en Florida

Buscar Noticias de Interés

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Calendario de Noticias

septiembre 2022
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Publicidad

Blue Label Pools

Pin It on Pinterest