El Referendo sobre el territorio Esequibo Raúl Alegrett

29 noviembre 2023 | Opinión

A menos de una semana de la realización del referendo sobre el Esequibo predomina la incertidumbre respecto a la posición que la población venezolana debe asumir ante el mismo.
 
No se trata simplemente de estar a favor o en contra de su realización ni, como consecuencia, participar o abstenerse.
 
Si algo positivo tiene la realización del referendo, es la oportunidad que ofrece para educar y motivar a la población sobre el problema objeto de la consulta y sobre la forma en que el régimen lo está abordando.
 
Han proliferado los artículos de opinión con relación al tema, muchos de ellos de conocedores a fondo de la problemática. Historiadores, internacionalistas, especialistas del derecho internacional y otros, han presentado interesantes argumentos, reflexiones y sugerencias; todo lo cual ayuda a los lectores a formarse una opinión al respecto. Sin embargo, el tema es de tal relevancia que exige un pronunciamiento político sustentado en una argumentación clara y precisa, comprensible para todos los estratos de la población venezolana.  
 
En principio, es fácil admitir que el referendo, tal como ha sido planteado es, desde el punto de vista de la recuperación del territorio reclamado, redundante e inútil. Si fuese así daría lo mismo participar que abstenerse. El problema está en que, por la intención que se le atribuye, así como por el contenido de sus preguntas, puede generar negativas consecuencias.
 
En la intención, porque se le atribuye una finalidad de política interna que pretende distraer la atención sobre sucesos y efectos que amenazan la continuidad del régimen, además de propiciar un clima belicista que conlleve a la suspensión de elecciones y al establecimiento de un estado de emergencia.
 
En el contenido, porque las preguntas son innecesarias, improcedentes o mal elaboradas y confusas. En el primer señalamiento se encontrarían las preguntas 1, 2 y 4 cuyas respuestas se dan por sentadas y el gobierno debe aplicarlas sin necesidad de consulta. La pregunta 3, sobre el desconocimiento de competencia de la Corte Internacional de Justicia, sería no sólo improcedente, sino suicida; y la número 5 engloba varias preguntas distintas que merecerían respuestas separadas, aparte de que la pregunta relacionada con la creación de un Estado Esequibo venezolano es vista como una provocación, además de ser irrealizable sin una sentencia o acuerdo favorable a la reclamación.
 
Especial atención merece la tercera pregunta del referendo con su planteamiento de desconocer la competencia de la CIJ en el litigio. Suponiendo que la respuesta mayoritaria fuese a favor del desconocimiento, es sabido que la CIJ continuará el juicio y dictará sentencia. Debemos preguntarnos entonces:
 
A. Si la sentencia es favorable a Venezuela ¿dónde queda el desconocimiento de la CIJ?
B. Si la sentencia es desfavorable a Venezuela ¿puede Venezuela desconocer su inmediata consecuencia, es decir, impedir a Guyana ejercer su soberanía?
 
Cabe además interrogarse si, con esta pregunta, pretende el régimen liberarse de su responsabilidad en el caso de una sentencia negativa, con el argumento de que la población eligió desconocer la competencia de la CIJ y, en consecuencia, no se ejerció la defensa ante esa institución internacional.
 
En conclusión, si bien instituciones idóneas como las Academias Nacionales, los Colegios de abogados e internacionalistas, las Facultades universitarias, etc., pueden y deben exponer sus criterios, las organizaciones políticas deben orientar responsablemente a sus seguidores, y al país en general, respecto a la conducta a asumir frente al referendo convocado para el próximo 3 de diciembre y con posterioridad al mismo.

NOTICIAS RELACIONADAS

Publicidad

Negocios en Florida

Buscar Noticias de Interés

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Calendario de Noticias

febrero 2024
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
26272829  

Publicidad

Blue Label Pools

Pin It on Pinterest