Barinas Alzó su voz y Cumplió: «Manifiesto al Pueblo de Barinas»

26 diciembre 2020 | Regionales

LA PARTICIPACIÓN DEL 12D FUÉ UN MANDATO CIUDADANO .BARINAS ALZÓ SU VOZ Y CUMPLIÓ.

                             MANIFIESTO AL PUEBLO DE BARINAS

Luego de la manifestación de voluntades del 12 de diciembre, fecha de concreción de la
Consulta Popular, donde resultó un mandato inequívoco de querer ser hombres libres.
Decisión tomada por nuestro pueblo, cuando la patria sobrevive una hora aciaga, ante otra
perturbación mayor, donde tenemos dos Presidentes, tres Asambleas, dos Tribunales
Supremos de Justicia y un CNE, nombrado por ente distinto al de su deber, no le quedó otra
alternativa que echar mano a la fuente de las Leyes a través de la Consulta Popular prevista
en CRBV en su Artículo 70.

En consecuencia, La Alianza de Trabajadores por Venezuela, conformada por
Organizaciones gremiales, civiles y sindicales; la ONG «La Rebelión de las Regiones» y la
Sociedad Civil Organizada del Estado Barinas, corresponsables de la convocatoria para
lograr la participación de los ciudadanos barineses, en la Consulta Popular, con este
Manifiesto queremos dar un reconocimiento a esa valentía del soberano pueblo, por
mantener la inquebrantable decisión de hacer respetar su autodeterminación soberana,
participando como lo ha hecho, en la pasada CONSULTA POPULAR a pesar de las amenazas
y todos los factores adversos suscitados en la jornada cumplida.
Definitivamente la Sociedad Barinesa, marcó el umbral de una nueva forma de hacer las
cosas políticas, con la incursión de la Sociedad civil organizada con claridad en sus
planteamientos, logró enrumbar el clamor social hacia un puerto seguro.
Hacemos un reconocimiento al Presidente interino Juan Guaidó quien junto a nuestros
aguerridos Diputados, FAVL y el Comando por las Elecciones Libres, unidos remamos en
una misma dirección para lograr los objetivos planteados.
También un reconocimiento muy especial, a la Comisión Nacional Presidencial, su
Coordinadora Nacional Dra. Blanca Rosa Mármol y Dr. Enrique Colmenares Finol, al alto
asesor de la Consulta Popular Dr. Luis Balo Farías y al Dr. Leomagno Flores de la Mesa
Técnica de la Consulta Popular.

Exísten momentos de gran trascendencia que marcan la historia en un antes y un después,
como el que estamos viviendo, donde las sociedades desde el fondo de su alma alteran los
viejos esquemas para ir en busca de su propio futuro, cuando su presente había empezado
a echar aguas.

Con la Consulta Popular hemos enfrentado al socialismo negador de la felicidad humana en
sus aspiraciones individuales y colectivas, hasta quitarle la libertad y en casos, hasta para
sobrevivir, atentando contra lo más sagrado: la vida.
En el devenir de estos últimos veinte años, hemos visto como se instala el inepto socialismo,
basta observar los siguientes hechos:
Sin combustible: Desde enero, los habitantes fuimos sometidos a un encierro forzoso con
la excusa de la pandemia del virus chino, en una especie de posición adelantada para
encubrir la destrucción de la capacidad instalada de PDVSA y la incapacidad del régimen
para seguir produciendo y distribuir combustible a los habitantes del lugar que
paradójicamente ha sido certificado como el dueño de las mayores reservas petroleras del
planeta.

Sin moneda: La mayor hiperinflación a nivel mundial se disparó a cifras impensables por los
analístas de los procesos económicos, dejando un saldo de hambre que conmueve a la
población venezolana y a la humanidad.

Sin Salud: La crisis sanitaria ha dejado en el camino a cientos de connacionales y a
profesionales de la salud caídos en el combate de la pandemia, por carecer de la dotación
de bio-seguridad requerida para estos eventos, por culpa de la corrupción que saqueó los
recursos para dotar hospitales y demás centros de salud. Debemos recordar que a esta
Crisis Sanitaria declarada por Pandemia a causa de la Covid-19 le antecede una Crisis
Humanitaria Grave, Compleja y sostenida declarada desde el año 2016 y que también tiene
un saldo trágico de cientos de muertes de venezolanos por desnutrición, falta de
medicamentos e insumos médicos y falta de poder adquisitivo para poder acceder a los
mismos. Las malas políticas sanitarias y La Gran Corrupción destruyeron en su totalidad al
Sistema Nacional de Salud pública violando DDHH como el Derecho a la Salud vinculado a
la vida y garantizado en los Artículos 83, 84 y 85 de la Constitución.

Sin familia: La Diáspora que se vió obligada a regresar por la agresividad de la pandemia en
los países a donde habían llegado, fueron sometidos a maltratos y vejámenes que degradan
su dignidad y que a la larga obligaron a miles de familias a huir nuevamente de los oprobios
del Régimen, esta vez, por ausencia de transporte colectivo y de recursos para pagar los
pasajes, en azarosas y largas caminatas, con sus hijos en brazos y su morral a la espalda,
ligeros de equipaje, para atravesar toda la geografía nacional, sorteando el hostigamiento
de las autoridades y los ataques de la delincuencia, para cruzar las fronteras en su
desesperación por huir de esta pesadilla, aún a costa de su propias vidas.

Sin Educación: con un plantel de profesionales de promesas incumplidas en plena orfandad
de toda condición mínima de sobrevivencia humana, de donde se concluye que hay actitud
adrede con ensañamiento contra toda forma del pensamiento libre.
Sin seguridad agroalimentaria: Con el campo desolado remitido a tiempos remotos de
nuestra historia, como declarándose una guerra de exterminio que provoca una emigración
pensada, para con la falta de alimentos someter al yugo nuestra población.
Sin elecciones limpias: En medio de ese desolador cuadro socioeconómico, el régimen,
intentando una arremetida final contra la oposición política, decidió montar una farsa
electoral para sacar del juego al único poder legítimo reconocido por la comunidad
internacional, convocando a unas elecciones viciadas de nulidad absoluta y con resultados
decretados antes del proceso para hacerse del parlamento por la vía de una simulación
electoral.

Puesta en marcha la descarada maniobra pseudo electoral, valiéndose del secuestro de los
símbolos y tarjetas de los principales partidos de la oposición democrática, violando la
constitución al suprimir la elección universal directa y secreta de la representación de los
pueblos indígenas, aumentando sin justificación demográfica como ordena la Constitución,
el número de parlamentarios a elegir, inflando la totalidad de los diputados de la Asamblea
con una ilegal Lista Nacional que serviría para asignar a dedo unos curules a una oposición
a la medida del Régimen.

Como podemos notar no cabe duda que estamos ante un régimen socialista, pariente de
la dictadura y la tiranía que busca el exterminio de una sociedad que ama la vida, la libertad
y la legítima propiedad privada.

Ahora bien, la consulta popular de 2020 por sí sola no basta. Aunque es un hecho político
llamado a marcar el inicio del fin del secuestro de la patria.
Por eso, debemos entender que esa reacción mayoritaria y contundente de la ciudadanía
por impulsar una salida constitucional, pacífica y electoral a la grave crisis que padece
nuestra nación, a partir de ahora debe traducirse en el detonante de una movilización
continua dentro y fuera del país, para enfrentar la arremetida de los usurpadores anunciada
para el inicio del 2021 a fin de instaurar de manera inconstitucional el Estado Comunista
bajo la denominación engañosa de “Estado Comunal”.

Esa tarea suprema, nos corresponde a todos. SOMOS TODOS quienes debemos hacer
cumplir el veredicto popular. SOMOS TODOS, declarados en rebelión constitucional desde
la provincia, a quienes nos toca tomar la iniciativa para establecer la estrategia vencedora.
El mandato del soberano claramente expresado en la Consulta Popular, con toda su fuerza
vinculante, debe ser impuesto a sus destinatarios por la presión continua y la lucha sin
descanso.
A partir de la consulta y sus resultados, comienza una árdua tarea de formular un proyecto
doctrinario que oriente la acción de la sociedad civil organizada hacia la transformación
integral de la nación.
No será fácil cumplir con nuestro deber de ejecutar el mandato emitido por nosotros
mismos el 12D, sin duda la mayor epopeya de civismo de los últimos tiempos, pero no nos
queda otra salida a la crisis que el emprendimiento político personal.
Esas ideas propias del hombre de a pie, son necesarias derivarlas a la acción decidida para
el triunfo final

Por eso aseguramos que estamos en el umbral de una nueva forma de hacer las cosas.
Con la irrupción de la sociedad civil organizada, los ciudadanos mediante la consulta popular
demostramos que gente común no investida de parcialidad política, también puede y debe
asumir la responsabilidad de encarar y resolver los problemas reales de la nación.
Triunfante la Consulta Popular, ahora se trata de implementar la correcta hoja de ruta para
hacer cumplir el veredicto de la ciudadanía.

Estas variables, deben ser direccionadas correctamente hacia ese objetivo común: la salida
del régimen, pero ahora con el apoyo internacional solicitado por el pueblo en la tercera
pregunta para, hacer efectivo el cambio hacia una dirección democrática del país.
Por las razones expuestas, por el apoyo que nuestro pueblo le ha dado a la AN y al Poder
Ejecutivo Interino y por ser los órganos competentes para hacer cumplir el mandato emitido
el pasado 12D, en aras de avanzar en el cometido superior de continuar la Rebelión Civil
Constitucional iniciada con los hechos de diciembre de 2020, formulamos las siguientes
propuestas:

Primero: Que la Asamblea Nacional, acuerde autorizar a que los parlamentarios se
transformen nuevamente y conjuntamente como los embajadores en protagonistas del
lobby internacional necesario para cumplir con lo ordenado por la soberanía nacional con
respecto a las preguntas de la Consulta Popular con énfasis en la tercera.

Segundo: Que la Asamblea Nacional, acuerde prorrogar la vigencia del ALTO CONSEJO PARA
LA CONSULTA POPULAR NACIONAL, asignándoles a las personalidades de la vida civil que lo
integran la misión de: ser garantes ante el pueblo, del cumplimiento de lo consultado el 12
de Diciembre de 2020. Dicho Alto Consejo deberá seguir actuando como instancia
institucional de Auditoría Ciudadana para evitar que se incumpla la voluntad popular.
Tercero: Que la Asamblea Nacional, decrete el 12 de diciembre como el DIA DEL
CIUDADANO VENEZOLANO como reconocimiento al carácter civilista, democrático,
pacifista, apegado a la norma y al derecho del pueblo aún ante las adversidades.

En Barinas, a los 23 dias del mes de diciembre del año 2020.

Por Alianza de Trabajadores por Venezuela:
Yohan José Moreno
CI: 17.724.127

ONG «La Rebelión de las Regiones»
Coordinador Educación Descentralizada
Abog. Héctor Salas

Coordinador Organización Activismo y Registro
ONG «La Rebelión de las Regiones»
Vilma Gaínza
CI: 11.187.462

ONG «La Rebelión de las Regiones»
Celia Velis
CI: 9.992.340

Directivo Sinvema Barinas FVM en la Sec. de Comunicación.
Prof. Pedro Ramirez Contreras

Miembro Apunellez
Lcda Yanny González
CI: 10.103.789
Presidente Colegio de Profesionales de la Enfermería

NOTICIAS RELACIONADAS

Publicidad

Negocios en Florida

Buscar Noticias de Interés

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Calendario de Noticias

enero 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Publicidad

Blue Label Pools

Pin It on Pinterest