Un sentido reconocimiento se dio en el SELA por iniciativa del secretario permanente embajador Javier Paulinich al dedicar una de las salas de este organismo internacional con sede en Caracas en honor de quien fue su tercer secretario permanente, el embajador Sebastian Alegrett