Las tropas virtuales que respaldan a Maduro en la web

La manipulación y control de matrices de opinión haciendo usos de laboratorios es un tema muy en boga en la opinión pública actualmente. El Instituto para el Diálogo Estratégico, IDS por sus siglas en inglés, tras las elecciones en España el pasado mes de abril, dio a conocer la utilización de tuiteros bots a favor del partido Vox.  Sin embargo, este no es el único caso. En Venezuela se emplea algo similar que, incluso, va más allá de una campaña durante un proceso electoral y se ha convertido en una práctica diaria del cuestionado Gobierno que encabeza Nicolás Maduro.

En “Estrategias de información del chavismo en Twitter” para el Observatorio de Desinformación y Propaganda en América Latina (2018), la profesora e investigadora de comunicación política y estrategias web, Iria Puyosa,  indicó que el Ministerio Popular de Comunicación e Información manejó la propaganda de la campaña presidencial de Nicolás Maduro en 2018 a través del posicionamiento de etiquetas en Twitter con cuentas falsas. Pero, esta circunstancia va más allá. En Venezuela, casi de forma cotidiana, el gobierno de Maduro ubica en las primeras posiciones de las tendencias de Twitter hashtags que le favorecen.

El “Proyecto de formación del ejército de trolls de la revolución bolivariana para enfrentar la guerra mediática”, publicado por el Ministerio del Poder Popular de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, en 2017 propuso la creación de diferentes escuadras, prensa, diseñadores, ataque, incubadores y de sistemas, cada una con una tarea en específico que van desde dar personalidad a un perfil hasta crear falsos positivos “para confundir a la oposición”.

Sin embargo, el oficialismo no solo se apoya en dichas escuadras para posicionar las etiquetas del día, sino que también ha incorporado una institución cuyo principal objetivo, en un principio, era garantizar el acceso de los sectores populares a las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC): la Fundación Infocentro.

El periodista venezolano especializado en informática y telecomunicaciones, Fran Monroy, enfatiza que la iniciativa de Infocentro era llevar conectividad a sitios que no la tenían, pero que su uso se estancó. Según cálculos propios, apenas ha logrado un 3% de avance hasta la fecha.

El gobierno de Venezuela a diario lidera las tendencias en Twitter con etiquetas propagandísticas como “#VenezuelaCultivaSoberanía” o “#LealesSiempreTraidoresNunca”. Entre los usuarios que utilizan las mismas, es posible identificar personas con una tendencia política oficialista, incluidos los llamados tuiteros patriotas, y perfiles relacionados con Infocentro.

El  pasado 30 de abril, gran parte de los venezolanos amanecieron con más incertidumbre que nunca. Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por más de 50 países, antes que saliera el sol manifestó el inicio del “cese de la usurpación” junto al dirigente opositor Leopoldo López, quien se encontraba en arresto domiciliario y fue liberado el mismo día, y a un grupo de militares de la Guardia Nacional Bolivariana desde el Distribuidor Altamira en Caracas.

El oficialismo en un intento de insinuar un estado de paz y tranquilidad en el país, recurrió, como todos los días, al control de la matriz de opinión en Twitter activando sus tropas virtuales.

Para efectos de esta investigación, se analizó una de las etiquetas que encabezó las Tendencias de la red social en Venezuela para la fecha: #GuaidoOtraVezFracasó. De acuerdo con la herramienta de análisis de tendencias de Twitter, Trendinalia, este hashtag se ubicó en el puesto número tres por 10 horas y 30 minutos.

Según Hootsuite, plataforma web para gestionar redes sociales, la mínima cantidad de tuits y usuarios activos que necesita un hashtag para convertirse en tendencia son 200 y 500 respectivamente.

Información relacionada: ¿Cómo hace Maduro para posicionar sus etiquetas en las redes?

Tras analizar los usuarios que crearon contenido para la etiqueta, se pueden identificar con facilidad numerosos perfiles de tuiteros patriotas, cuentas verificadas del oficialismo, personas opositoras y miembros pertenecientes de la Fundación Infocentro e, incluso, cuentas oficiales de los centros.

Los perfiles relacionados con Infocentro fueron sencillos de identificar ya que el ícono y el encabezado de los mismos es el logo de la institución o guardan relación con la misma. Además, en las biografías se definen como “chavistas” o “revolucionarios”.

En la recopilación de información de los usuarios, se analizó la utilización de la etiqueta, el número de tuits propios, la hora en que fueron publicados, qué decían los tuits y se realizaron observaciones adicionales como, por ejemplo, la mención a otros usuarios y si el contenido de propaganda oficialista es constante.

Algunos perfiles difundieron entre 3 y 5 mensajes y otros se limitaron a uno solo. Sin embargo, un punto en el que se conectan los perfiles estudiados es el tono de los mensajes y el horario en que fueron publicados.

Entre las cuentas analizadas, destacó el perfil de Mariana Ribera (@marianaenred) quien es la presidenta de Infocentro. El día 30 de abril no solo publicó mensajes alusivos a la situación a la que se enfrentaba el país haciendo uso de la etiqueta #GuaidoOtraVezFracasó, sino también videos desde las cercanías del Palacio de Miraflores junto a militantes del oficialismo gritando el hashtag.

Cabe resaltar que los perfiles señalados luego del 30 de abril y hasta la fecha continúan promoviendo mensajes propagandísticos haciendo uso de la etiqueta del día.

En simultáneo, usuarios ajenos al oficialismo, víctimas de la desinformación que caracterizó los acontecimientos del 30 de abril, comenzaron a sospechar que la etiqueta era manipulada por el gobierno de Nicolás Maduro.

Es relevante y se debe tomar en consideración la hora de publicación de los tuits de los usuarios tanto oficialistas como opositores, puesto que alrededor del mismo período de tiempo, el Centro de Comunicación Nacional del presidente (E) Juan Guaidó informó que la movilización se dirigía hacia el oeste de Caracas. Luego de eso, la tensión aumentó.

“¿Dónde está Guaidó?” Era la interrogante que se hacían los manifestantes presentes en la movilización y los usuarios a través de las redes sociales. Se desconocía el paradero del dirigente.

En este sentido y relacionado con el control y manipulación de Internet y redes sociales, resulta curioso el percance que protagonizaron el ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, y Miguel Díaz-Canel, actual presidente del Consejo de Estado de Cuba, el día 30 de abril.

Padrino López exactamente a las 6:51 a. m. publicó el siguiente mensaje:

Esta podría ser considerada una técnica de falsos positivos precisamente para que los ciudadanos y usuarios de Twitter en vez de prestar atención e informarse sobre el intento del “cese de la usurpación” impulsado por Guaidó, encasillen sus pensamientos y opiniones en la injerencia de Cuba en Venezuela y los “errores” de los community manager de ambas figuras.

Por otra parte, las tropas virtuales no son el único mecanismo de control de Internet que utiliza el Gobierno. En la fecha en cuestión, la ONG que da seguimiento a la gobernanza de la web, NetBlocks, notificó la caída del servicio de Twitter y Android, englobando a aplicaciones como Gmail y Youtube, para el servicio de Internet de Cantv.

Monroy, periodista especializado en telecomunicaciones, asegura que esto no afecta el funcionamiento de los centros.

“Los Infocentros no tienen una conexión de Cantv, sino un IP exclusivo que les suministra el Centro Nacional de Tecnologías e Información (…) sin problema alguno pueden posicionar sus etiquetas. Además, estos usuarios [de las tropas virtuales] no necesariamente se encuentran en el país”, indicó.(Venepress)

Attachment