Incendio consume últimos pisos de la antigua Torre Viasa

Este domingo, en horas de la mañana, se registró un incendio en la antigua Torre Viasa, ubicada Bellas Artes, parroquia La Candelaria de Caracas.

Según fuentes del cuerpo de Bomberos del Distrito Capital, el siniestro se generó  por un corto circuito en la fosa de los ascensores del sótano uno y las llamas alcanzaron los pisos superiores a través del túnel de los elevadores.

Al sitio se apersonaron efectivos bomberiles y funcionarios de Paramédicos Viales para sofocar las llamas y auxiliar a los habitantes de la torre.

Hasta el momento no se han podido controlar las llamas que consumen los pisos 11, 12, 13 y 14 de la edificación. Allí viven más de 144 familias y ya la mayoría fueron desalojados.

Cabe destacar que la torre se encuentra invadida desde hace varios años y actualmente ahí funcionan varias fábricas artesanales de tostones.

Hallaron vehículos robados tras incendio en Torre Viasa

Un incendio que consumió los pisos más altos de la Torre Viasa, ubicada en el centro de Caracas, dejó en evidencia a mafias que operan dentro de este edificio, que desde hace varios años se encuentra invadido.

Según información extraoficial a la que tuvo acceso el equipo de Venepress, cuando los Bomberos de Distrito Capital ingresaron al lugar, se encontraron con más de 10 vehículos lujosos, presuntamente robados.

De acuerdo a los detalles ofrecidos por los uniformados, varios de estos automóviles se encontraban sin cauchos, sin motor y con la carrocería picada.

En medio del incendio fueron desalojadas al menos 144 familias. Sin embargo, un grupo de habitantes se quedó en la torre y se negó a salir. Las autoridades sospechan que se trata de un grupo armado que opera en la invasión, y que estaban armados.

Ante esta situación varias comisiones del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, las Fuerzas de Acciones Especiales y la Dirección Antidisturbios de la Policía Nacional Bolivariana tuvieron que diseñar un plan para ingresar al edificio y poder desalojarlo por completo.

Esto impidió de momento que los bomberos y paramédicos pudieran ingresar a los pisos más altos de la torre a sofocar las llamas que se iniciaron en el sótano 1 y que alcanzaron los pisos 11, 12, 13 y 14 a través del túnel de los ascensores.

Vale destacar que en múltiples ocasiones los vecinos de las zonas aledañas a la torre han denunciado el fuerte índice de violencia que se vive allí. Aseguran que del edificio salen delincuentes a cometer fechorías en las adyacencias y luego se refugian en el mismo edificio.(Venepress)